Ca de Bou, un dogo español muy querido

Registro Oficial Canino

Ca de Bou, un dogo español muy querido

28 octubre 2021 Noticias 0
Ca de Bou

El Ca de Bou o Mastín Mallorquín o Dogo Mallorquín es una raza canina de origen español, relacionada más precisamente con la isla de Mallorca, de la que toma su nombre.

Por las venas de esta raza circulan sin duda alguna la sangre del Mastín Inglés y la del Bulldog.

Historia del Ca de Bou

La navegación ha sido desde tiempos remotos el vehículo utilizado para intercambiar los conocimientos y culturas, tanto de Oriente como de Occidente con los pueblos del Mediterráneo.

Este intercambio, fue sobre todo comercial, aunque dio paso al trasvase de animales domésticos, entre ellos perros que fueron utilizados desde épocas remotas para defensa contra los piratas y bucaneros en los puertos y pueblos del litoral.

Entre estos perros, que generalmente eran fuertes, gruesos, robustos, de cabeza grande y mordida fuerte, destacaba uno que era el Dogo de la Península Ibérica, que en unos lugares de España se utilizaba para la caza y en otros para pelea.

Este perro acompañó al Rey Jaime I en sus conquistas, y así entró en Baleares aproximadamente hacia el año 1.230. En el siglo XVII, Menorca y otros territorios pasaron a depender de Inglaterra por el Tratado de Utrech. Los ingleses trajeron sus perros de guarda y presa a las Islas Baleares, y se cruzaron con el Dogo de la Península, que ya estaba también en Baleares.

Al  principio del siglo XVIII las peleas entre perros y toros eran muy populares en Inglaterra, y los ingleses residentes en las islas buscaron un perro que les sirviera para peleas de perros y peleas contra toros, siendo por eso que surgió el nombre de “Ca de Bou”.

Años después, con el retorno político de las islas Baleares a la Corona Española y la prohibición de las peleas de perros, los dogos de Mallorca siguieron usándose como perros guardianes y como ayudantes de carniceros.

En el Libro de Orígenes Español publicado en 1.923 ya hay constancia de la existencia de esta raza. En 1.928 aparece el primer ejemplar inscrito, y en 1.929 fue premiado un ejemplar de Dogo Mallorquín en la Exposición de Barcelona, siendo la primera aparición de la raza en un certamen de estas características.

En algunos países, como en México, Argentina, Chile y Colombia, el Ca de Bou es muy escaso, casi desconocido, mientras que en España el número de ejemplares es realmente considerable

Características del Ca de Bou

De cachorros, el Ca de Bou crece muy rápido, por esta razón, es bueno prestar especial atención a su dieta y a su estado de salud, especialmente en las primeras etapas de su vida.

En lo que se refiere a su educación, debe ir de la mano con la socialización, para evitar que desarrolle demasiado un carácter agresivo y peleón hacia los extraños y hacia otras razas de animales, priorizando su bondad y fidelidad. A veces, la ayuda de un adiestrador experimentado puede ser muy útil.

La característica más notable del Perro Dogo Mallorquín es el carácter fuerte y en ocasiones podríamos decir un poco peleador. Con su familia y especialmente con su dueño, establece una relación de absoluta confianza y afecto, pero con los extraños, su temperamento suele ser cauteloso, y también con otros perros.

Necesita extremadamente el contacto físico con su dueño, pero vive mejor fuera del hogar que dentro, sin embargo, debes mantener siempre una cercanía; descuidarlo significa hacer que se vuelva irritable y nervioso, y por lo tanto peligroso, así como extremadamente infeliz.

Su educación debe seguirse desde cerca, con reglas estrictas y un pulso constante, pero sin ningún enfoque violento. El perro español es muy inteligente y aprende rápidamente. Es capaz de ser un excelente compañero, así como un perfecto guardián para el hogar y para las personas.

Son aptos para entornos rurales y urbanos y pueden vivir en todo tipo de viviendas siempre que se le proporcione actividad y posibilidad de salidas de calidad. En familia son obedientes, mansos, fieles, equilibrados, tranquilos, pacíficos y afectuosos. El Ca de Bou es un perro de tamaño mediano-grande, vigoroso y apreciable por su aspecto macizo y su desarrollo óseo-muscular. La altura promedio de un macho es de 56 cm a la cruz, y tiene un peso de aproximadamente 36 kg.

La parte posterior es corta y se eleva cerca de la grupa, que a simple vista es más alta que la cruz, hasta tres centímetros más.

Las patas son robustas, rectas, perfectamente delineadas y con una musculatura verdaderamente envidiable, especialmente en las extremidades posteriores.

La cola, por su lado, está colocada a mediana altura, muy ancha en la base y se vuelve más fina en la punta, es relativamente larga y la lleva baja en una actitud de reposo.

El cuello es fuerte y muy ancho, sobre todo donde empieza el busto. Soporta una cabeza grande, cuadrada y maciza, típica de los tipos de perros “Molosos”; que da paso a un hocico que no es muy delgado, hasta llegar a una trufa negra muy evidente y bien abierta.

Los ojos son grandes y ovalados, bien espaciados, ni hundidos ni sobresalientes. El color es un marrón muy oscuro, con una expresión profunda y aguda.

Las orejas están unidas altas, son pequeñas y triangulares, las lleva ligeramente dobladas hacia atrás, a forma de rosa.

La piel de este perro español es muy elástica, pero a diferencia de los mastines, no se les forman arrugas ni pliegues en el cuerpo ni en la cabeza.

El pelo es corto, y al tacto es muy áspero, muy pegado al cuerpo y duro. Por lo general, el color es rojizo con una máscara negra, u atigrado oscuro. En particular, no se aprecian las manchas o rayas blancas, aunque según el estándar se toleran hasta un máximo del 30%.

cabeza de Ca de Bou

Salud del Ca de Bou

La salud del Ca de Bou es relativamente buena, de manera compatible con el hocico ligeramente braquiocefálico, controles periódicos realizados por el veterinario son suficientes para mantenerlo en excelente estado.

El pelo es fácil de limpiar, es corto, y la alimentación debe ser variada y escrupulosa, sin adiciones externas, como las sobras de la mesa, nuestro amigo de cuatro patas tiende a sufrir de obesidad.

Sí bien las características mencionadas anteriormente brindan de buena salud a estos peludos, enfermedades como la displasia de cadera, de codo, rótula y la torsión de estómago, entre otras y otras heredadas del mastín inglés como ectropión, membranas pupilares persistentes o displasia de retina, por lo cual debemos estar atentos a los signos y síntomas tempranos, a fin de evitar estos problemas en nuestros cachorros.

Conviene, además, revisarle sus orejas regularmente, para prevenir infecciones y hongos debido a la humedad que allí se acumula, así como los ojos y la dentadura.

En el caso de ser un perro de trabajo o que realice muchas actividades en el campo es conveniente que se le practique una inspección periódica del pelaje, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos en la piel o pelos.

Especialmente deben revisársele las patas y la parte interna de las orejas, lugar donde más se acumulan los visitantes indeseados antes mencionados. Posee una esperanza de vida promedio de 13 a 15 años.

Por último…

Antes de salir corriendo a buscar un Ca de Bou, ten en cuenta que un perro es para TODA LA VIDA.  El abandono NO es una opción, la decisión debe darse en ámbito familiar y  todos deben ser responsables de su Bienestar.

El Kennel Club Argentino es la única organización que registra Oficialmente los perros de raza y los criadores en la Argentina. Cuando lleves un perro a tu casa verifica que tenga la documentación Oficial del Kennel Club Argentino, sino es así te aconsejamos para tu tranquilidad desistir de llevar ese perro.

Ayúdanos a combatir la crianza clandestina, siempre adquieran perros en criaderos Oficialmente registrados

Si todavía no tenés tu Ca de Bou registrado y protegido por la ley, puedes hacerlo en el Kennel Club Argentino, contáctanos pinchando aquí.

¿Qué Verificar al llevar un cachorro a casa?

Consejos a la hora de llevar un Ca de Bou a tu hogar es importante que tengas en cuenta ciertas cosas como:

  • Buscar un buen criador: Así tendrás la certeza de que el cachorro es sano y excelente ejemplar, bajo el estándar Oficial de su raza. Un buen criador, te dará garantía que procede de padres sanos, sus papeles en regla y el pedigrí del Único Registro Oficial que trabaja con Criadores Éticos. Te proporcionará toda la información que le solicites sobre la procedencia del cachorro.
  • Si no tienes dinero para comprar un cachorro, puedes adoptar un hermoso perro que está deseoso de recibir amor, pero hazlo en un refugio responsable y legalmente constituido.

El cachorro de debe contar con:

“SI POSEES UN Ca de Bou O PIENSAS ADOPTAR O COMPRAR UNO, DE SEGURO ESTE DIVERTIDO PERRO ALEGRARÁ TU HOGAR. PERO TIENES QUE CUIDARLO MUY BIEN, Y DEDICARLE MUCHO TIEMPO. ASÍ, VIVIRÁ MUCHO MÁS TIEMPO DE FORMA EXCELENTE Y FELÍZ A TU LADO”

Ca de Bou