Scottish Terrier, un antiguo linaje Escocés

Registro Oficial Canino

Scottish Terrier, un antiguo linaje Escocés

28 septiembre 2022 Noticias 0
Scottish Terrier negro

El Terrier Escocés (Scottish Terrier en inglés) también conocido como “Scottie” es un perro pequeño y musculoso originario de Escocia. Es un perro compacto con una personalidad activa, es un compañero independiente y confiado. Además, su característica barba le da un toque particular a la cara otorgándole un porte elegante.

Historia del Scottish Terrier

Desarrollado para cazar ratas, zorros y tejones en las rocosas y desiguales Tierras Altas de Escocia, el Scottish Terrier es una raza admirada alrededor del mundo. De hecho, se cree que es el más viejo de los Highland terriers y algunos también la llaman «la variedad más antigua de la raza canina autóctona de Gran Bretaña». En varios momentos de la historia de la raza ha habido discusiones acerca de sus orígenes.

En las paredes de una granja en las Tierras Altas de Escocia existe tallado un dibujo de un perro de patas cortas, cabeza larga y orejas puntiagudas ladrando en una carreta. Esta imagen data del año 200 d.C. aproximadamente. Muchos se preguntan si es la representación del primer terrier escocés.

Establecer un linaje de tal longitud es para muchos expertos, imposible; esto nos inclina a pensar que la historia del Scottish Terrier, tal como lo conocemos hoy, no es tan fácil de rastrear.

Más avanzados en la historia nos encontramos con una de las primeras representaciones de su existencia, ya que el pintor inglés Sir Joshua Reynolds hizo un retrato de una joven que acariciaba un perro muy parecido al Terrier Escocés actual.

Sin embargo, todavía en la década de 1870 había un desacuerdo considerable en el Reino Unido sobre lo que constituía un Terrier Escocés. De hecho, los amantes de los perros pasaron gran parte del siglo XIX discutiendo sobre qué era un Scottish Terrier.

El Scottish moderno es un producto de la cría selectiva de perros. Pero el coraje de la raza y el extraordinario afecto por sus dueños son materia de leyendas.

Desde el siglo XIII en adelante, controlar la población de zorros, ratas y nutrias fue un gran problema en Escocia. La respuesta en cuanto a los canes que se desarrollaban para suplir la necesidad varió según el gusto y el terreno. Esto resultó en una amplia variedad de terriers en muchas formas y tamaños; de hecho, el llamado “Scotch Terrier” conocido con ese nombre hasta el siglo XIX era algo más parecido al actual Terrier Irlandés que a un perro robusto y bajo como lo es el actual Scottish.

En la década de 1800, había hasta cuatro tipos de terrier «escocés» reconocidos: el Skye Terrier ……….. de pelo largo, el antes mencionado Scotch Terrier de patas largas, el Dandie Dinmont y el Highland o Cairn…….. El primer registro en exhibiciones de un Terrier Escocés se encuentra en el Leeds Show de 1861. No obstante, no había una diferenciación real entre los tipos en ese momento; uno podría ver los cuatro tipos, además de variaciones de ellos, en el mismo ring en un espectáculo. No había duda de que todos estaban destinados a cazar, y probablemente se originaron en Escocia, pero más allá de eso, compartían poco en apariencia o carácter.

Esta confusión sobre el tipo de raza plantea preguntas sobre algunas de las historias más populares de la historia del Scottish Terrier, como la afirmación de que James VI, al tomar el trono de Inglaterra en 1603, envió a buscar a sus queridos Scottish para que se unieran a él. Es posible que el rey James haya pedido sus terriers, pero aún existen dudas sobre a qué terrier se refería.

Después de esos primeros espectáculos, el debate migró a las páginas diferentes revistas, con personas que favorecían al terrier de pelaje roto como el «verdadero Skye» terrier y, por lo tanto, el «verdadero Terrier Escocés«, pero esta noción se consideraba errónea para centenas de escoceses.

Los intercambios editoriales no resolvieron el problema. En 1875 en Swindon, otro espectáculo incluyó categorías para terriers «Skye» y «Scotch», pero los perros exhibidos como Skyes reflejaron mejor lo que ahora llamamos Scottish Terrier, y los jueces fueron criticados amargamente por no reconocer en ellos al Skye genuino.

Para 1879, la controversia no se había resuelto, pero los seguidores del Aberdeen Terrier se habían ganado su lugar en el ring de exhibición hasta el punto en que comenzaron a tomar una apariencia más homogénea como “Scottish Terrier”.

Las imágenes de este período muestran que el Aberdeen Terrier es similar en tamaño y forma general al Terrier Escocés tal como lo conocemos, constituyendo la base de la raza actual. De una manera típicamente obstinada, muchos escoceses todavía se refieren a los perros de este tipo como terriers «Aberdeen», en lugar de escoceses.

La primera entrada de un Scottish Terrier en el libro genealógico del Kennel Club de Gran Bretaña aparece en 1880, y esto estableció al Aberdeen Terrier como el tipo escocés que conocemos hoy. Ya en 1881 se funda el primer club de la raza en Inglaterra y en 1930 se fija el estándar definitivo, popularizándose entre el gran público británico debido a que era un perro que acudía mucho a las exposiciones.

Poco después, la raza llegó a América del Norte. Inicialmente, la raza tardó en ganar popularidad, pero las cosas mejoraron y, en 1895, las entradas de Scottish Terrier en espectáculos destacados aumentaron significativamente.  El pico de popularidad del Scottie fue en la década de 1930 y principios de la de 1940. El Terrier Escocés más famoso de la historia fue Fala, el compañero del presidente Franklin Roosevelt durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, su popularidad bajó un poco en los años siguientes. Aunque hoy en día no goza de la popularidad que tuvo en su momento de gloria, el Scottish Terrier sigue siendo un perro muy apreciado como mascota y un importante competidor en las exposiciones caninas.

Scottish Terrier blanco caminado

Características del Scottish Terrier

Por supuesto, el estándar de la raza define al Terrier Escocés principalmente como un perro de caza. Este se define por su cabeza, cuerpo y pelaje.

La cabeza está diseñada para el trabajo, es desproporcionada con respecto al cuerpo, siendo demasiado grande para un perro tan pequeño. El aspecto de la cabeza está dado por un hocico largo y por su gran barba que le da cierto aire de distinción.

Se espera que se parezca al zorro e incluso al tejón, y que además sea lo suficientemente fuerte como para derrotar a tales enemigos; con una caja torácica bien arqueada, algo en forma de corazón y un lomo corto y musculoso le da las herramientas necesarias para mantenerse firme en una batalla cuerpo a cuerpo.

Sus patas también son características de la raza y contribuyen a su singularidad, ya que son muy cortas y con los pelos aparentan estar a solo unos centímetros del suelo. Las patas son muy fuertes para su tamaño y le otorgan una velocidad y agilidad sorprendentes.

También posee unos ojos brillantes y penetrantes junto con las orejas y la cola erguidas. Estos rasgos transmiten un estado de alerta, sello distintivo de las razas de terrier británicos.

De acuerdo con el estándar de la raza, la altura a la cruz del Scottie se encuentra entre 25,4 y 28 centímetros, mientras que su peso ideal está entre 8,6 y 10,4 kilogramos.

El pelaje del Scottish Terrier tiene el mismo peso que el cuerpo a la hora de juzgar el estándar, ya que debe protegerlo cuando lucha contra el zorro y otros animales, y también contra el duro clima de las tierras del norte de Escocia. El pelaje es doble, con una capa exterior tipo alambre y con un subpelo suave tan denso que no permite que un examinador vea la piel si se levanta el pelaje. La capa superior áspera y la capa interna suave y densa pueden ser de color negro, amarillo trigo o con un patrón de rayas atigradas.

Hubo un tiempo en que el color trigo era más popular, pero se dice que cuando se cazaba con perros no era tan fácil distinguir al perro del zorro, por lo que se prefirieron los perros más oscuros.

A partir de esta descripción general, un terrier escocés debe parecer compacto, de constitución poderosa y «dispuesto a ir a cualquier parte y hacer cualquier cosa”.

Esta raza se distingue por ser muy independiente, pero cariñosa, amigable y juguetona con su familia. Son muy reservados lo que significa que no se acerca fácilmente a los extraños, y solo permite que lo toquen aquellos que conoce, pero tampoco tienden a ser agresivos con la gente. Por este motivo, puede ser una buena mascota para los amantes de los perros que no quieren tener a sus mascotas encima todo el tiempo.

Es importante tener en cuenta que a pesar de no ser agresivo con las personas, el Scottish Terrier tiende a ser agresivo con animales pequeños y otros machos.

Hay que recordar que fue diseñado para exterminar todo tipo de alimañas, por lo que si ve animales pequeños tratará de cazarlos por todos los medios. Esto también vale para los gatos, en especial cuando son pequeños. Podemos educarlo desde pequeño y socializarlo, haciendo que vea a otros animales y retándolo si intenta atacarlos, pero vencer su instinto cazador es una misión complicada.

Scottish Terrier blanco

Cuidados y necesidades

Entre los problemas de comportamiento más comunes en esta raza se encuentran los ladridos excesivos y su tendencia a hacer pozos. Además, al ser animales que tienden a ser agresivos con otros perros del mismo sexo y tienden a perseguir y matar animales pequeños, una socialización temprana constituirá un papel fundamental a la hora de lograr una convivencia ideal con personas, perros y otras mascotas.

El cuidado del pelo demanda más tiempo que en otras razas, ya que el Scottie debe ser peinado por lo menos tres o cuatro veces por semana para evitar que se le enrede el pelo. Otra tarea de suma importancia en su cuidado es limpiar su barba cada día y cortarle el pelo unas tres veces por año.

Dado que son perros energéticos y curiosos, demandan mucho ejercicio físico y mental. Afortunadamente, gran parte de ese ejercicio lo pueden hacer dentro de la casa, ya que son perros pequeños.

Por otra parte, los Scotties son muy independientes debido a su pasado como perros de caza. Por eso no necesitan tanta compañía como otros perros, pero no es buena idea dejarlos solos por períodos prolongados.

El Scottish Terrier es un perro muy inteligente y que aprende con facilidad. Responderá muy bien al adiestramiento canino siempre y cuando se empleen métodos positivos.

Scottish Terrier trigo

Salud del Scottish Terrier

A pesar de ser una raza encantadora, su salud es uno de sus puntos débiles, y es que, aunque no es un perro frágil, es una de las razas de perros más propensa a los diferentes tipos de cáncer. No se conoce bien el motivo, pero son muy propensos a padecerlo en sus más diversas maneras, atacándolos cuando ya son mayores. Tiene predisposición a desarrollar cáncer de vejiga, intestinal, de estómago, cáncer de piel y de mama.

Además, es una raza propensa a la enfermedad de von Willebrand, una especie de hemofilia, y alergias de piel. Su largo hocico también es la causa de alguna que otra visita al veterinario, y ya que suelen presentar problemas en la articulación de la mandíbula.

Por último…

Antes de salir corriendo a buscar un Scottish Terrier ten en cuenta que un perro es para TODA LA VIDA.  El abandono NO es una opción, la decisión debe darse en ámbito familiar y  todos deben ser responsables de su Bienestar.

El Kennel Club Argentino es la única organización que registra Oficialmente los perros de raza y los criadores en la Argentina. Cuando lleves un perro a tu casa verifica que tenga la documentación Oficial del Kennel Club Argentino, sino es así te aconsejamos para tu tranquilidad desistir de llevar ese perro.

Ayúdanos a combatir la crianza clandestina, siempre adquieran perros en criaderos Oficialmente registrados

Si todavía no tenés tu Scottish Terrier registrado y protegido por la ley, puedes hacerlo en el Kennel Club Argentino, contáctanos pinchando aquí.

¿Qué Verificar al llevar un cachorro a casa?

Consejos a la hora de llevar un Scottish Terrier a tu hogar es importante que tengas en cuenta ciertas cosas como:

    • Buscar un buen criador: Así tendrás la certeza de que el cachorro es sano y excelente ejemplar, bajo el estándar Oficial de su raza. Un buen criador, te dará garantía que procede de padres sanos, sus papeles en regla y el pedigrí del Único Registro Oficial que trabaja con Criadores Éticos. Te proporcionará toda la información que le solicites sobre la procedencia del cachorro.
    • Si no tienes dinero para comprar un cachorro, puedes adoptar un hermoso perro que está deseoso de recibir amor, pero hazlo en un refugio responsable y legalmente constituido.

 El cachorro de debe contar con:

“SI POSEES UN Scottish Terrier O PIENSAS ADOPTAR O COMPRAR UNO, DE SEGURO ESTE DIVERTIDO PERRO ALEGRARÁ TU HOGAR. PERO TIENES QUE CUIDARLO MUY BIEN, Y DEDICARLE MUCHO TIEMPO. ASÍ, VIVIRÁ MUCHO MÁS TIEMPO DE FORMA EXCELENTE Y FELÍZ A TU LADO”

Scottish terrier con cachorros